lunes, 10 de diciembre de 2018

30 días, 3 ejercicios, 1 cintura de avispa


¿Ya conseguiste tener tu abdomen plano pero aún no logras tener tu cintura deseada? Ya sea por estética o por deseos propios, las mujeres siempre nos preocupamos por tener la cinturita marcada, ya sea con esos pantalones talle alto que están de moda o los crop-top que dejan ver tu zona abdominal.
¡Únete al reto de 30 días y moldea tu cintura soñada!

Realiza los siguientes ejercicios cada mañana y de ser posible, acompañados de una rutina de cardio de 15 minutos y ten por seguro que en 30 días verás la diferencia en tu cintura. Eso sí, trata de no consumir azúcares en exceso como gaseosas, golosinas ya que eso no te permitirá avanzar en tu meta.

1. Natación aérea



  • Toma una colchoneta para hacer ejercicio y recuéstate boca abajo.
  • Estira completamente tu cuerpo, apóyate solo de tu pelvis y abdomen, de tal manera que tus piernas y brazos queden suspendidos en el aire.
  • Mueve tus brazos y piernas arriba y debajo de forma alternada, como una tijera, por 20 segundos.
  • Haz 10 de estas series por 20 segundos. Toma un descanso de 10 segundos entre cada serie para que no te fatigues.


2. Abdominales y oblicuos



  • Siéntate en tu colchoneta con la columna recta y forma una “V” con las piernas separadas y estiradas a un ángulo de 90o del cuerpo.
  • Los brazos debe ir rectos a los lados, a la altura de los hombros.
  • Ahora, girarás tu cuerpo apretando el abdomen y con la mano derecha intentarás tocar tu pie izquierdo. Regresarás al centro y harás lo mismo hacia el otro lado, gira tu cuerpo e intenta tocar tu pie derecho con la mano izquierda.
  • Repite este ejercicio 30 veces y no despegues la pierna de la colchoneta y siempre con la espalda erguida.


3. Piernas de lado a lado



  • Recuéstate boca arriba en la colchoneta y asegúrate de tener la columna totalmente plana con el piso. Coloca los brazos a los lados del cuerpo con las palmas hacia abajo.
  • Junta las piernas y levántalas en un ángulo de 45o. Para evitar lesiones, intenta no levantar el cuello o la espalda alta.
  • Con las piernas erguidas, gira tu cuerpo a la derecha hasta sentir como se estiran los músculos que estás usando. Lleva tu cuerpo de nuevo al centro, descansa un par de segundos y haz el mismo procedimiento hacia el lado izquierdo.
  • Basta hacer 15 repeticiones o más, a cada lado, sin bajar las piernas.

Con dedicación, esfuerzo y disciplina todo se logra, empieza hoy mismo tu reto de 30 días, haz una buena rutina de cardio junto con estos ejercicios acompañados de una dieta baja en azúcares procesados industrialmente y presume una hermosa cintura sexy que hasta una avispa podría envidiar.

domingo, 9 de diciembre de 2018

Maneras de mantener el entusiasmo con el ejercicio


Hay muchas razones por las que las personas que sufren de Diabetes Mellitus, se ejercitan. Encontrarás personas que quieren mejorar la salud de su corazón, encontrarás algunos que lo hacen para conquistar chicas, otros para cambiar radicalmente el estilo de vida, otras para lucir un cuerpo espléndido en bikini, etc.

1. Ten objetivos grandes, pero también objetivos cortos.

Apunta a tener un gran objetivo. Un 9% de grasa corporal, una cintura de x centímetros, diez, veinte o treinta kilos menos. Pero también intenta atacarlos día a día. Especifica un pequeño objetivo para ese día que comienza y que, día a día te dará ese gran objetivo que deseas. “Hoy no comeré pan blanco y caminaré hasta completar una hora”, “correrá los cinco kilómetros cinco minutos bajo mi tiempo”, “hoy no tomaré el ascensor en ningún lugar al que vaya, y en la bicicleta elíptica me sujetaré del manillar para trabajar mi tren superior también”.

Pequeños logros, pero que sumados y realizados constantemente, es decir, todos los días o al menos la mayoría de los días de tu semana, en el largo plazo te trearán ese menor porcentaje de grasa corporal, esa cintura más delgada, ese brazo más musculoso. Paso a paso…

2. Básate en tus logros anteriores

Una vez que logres tus pequeños objetivos y te has puesto nuevos objetivos en su lugar, bása tu desempeño no en términos de si lograrás lo que quieres o no, básate en tus logros anteriores, en lo que has logrado en el pasado.

Tal vez correr una hora era impensado antes de comenzar tu plan para bajar de peso. Habías comenzado caminando y te agitabas, pero hoy trotar una hora es una realidad. Lo que sea, entiendes el punto. Felicítate y alégrate por cada mini objetivo que has tenido ayer, hace un mes, hace un año.
Ahora sabes que has avanzado enormemente, y mientras más avanzas, más conquistas, y más te acercas al objetivo que te emocionaba tanto en el principio. Desarrolla este simple hábito y cada vez lograrás más y más, será simplemente inevitable decirle adiós a la diabetis.

3. Haz una transformación en tu estilo de vida

Este punto puede que sea la variable clave. No mires al ejercicio como una obligación o como algo para el corto plazo. No reniegues de cosas que tienes que hacer. Si lo haces, eventualmente terminarás tirado en el sillón con una gran bolsa de chips en el regazo. Asegúrate que una vez que te decidas a entrenar no lo veas como un obstáculo en tu vida, sino algo de lo que obtienes placer a fin de mantener sano tu cuerpo.

Por eso es que se vuelve fundamental que te ejercites en algo que te guste hacer. No nades si odias el agua, no salgas a correr si no te gusta. Solamente haz aquellas cosas que te gusta hacer, y encuentra la manera de lograr tus objetivos por medio de esas actividades, nunca al revés.

Todas estas son simples razones, pero a la vez muy poderosas para mantenerte activo/a con el ejercicio. Así que ya lo sabes, la próxima vez que te cueste subirte a tu bicicleta de spinning o al aparato que sea, piensa en todo lo que ahora mismo eres capaz de lograr.

sábado, 1 de diciembre de 2018

Quistes de ovario: causas, tratamientos y más


Si últimamente sientes cierta hinchazón en la zona baja de tu abdomen y notas que tu período viene con distintos tipos de hemorragia habiendo perdido su regularidad, entonces puede que estés ante un tipo de quiste de ovario y es fundamental que acudas a un especialista cuanto antes para que te diagnostique correctamente y te ponga bajo el tratamiento necesario.

Los quistes son “sacos” formados por material semi solido que se ubican en el ovario y provocan estas molestias y cambios en la regla que hablábamos anteriormente. Algunos son más graves que otros, y cada uno trae distintas consecuencias. En esta oportunidad, revisaremos en profundidad los tipos de quistes que nos podemos encontrar y los tratamientos que suelen indicarse a pacientes que sufren de esta dolencia.

Existen distintos tipos de quiste que pueden aparecer en el cuerpo de una mujer, y cada uno tiene distintos efectos sobre el organismo. Son dos los tipos de quiste de ovario más comunes.

Quistes funcionales

Este tipo de quiste no están ligados a ningún tipo de enfermedad y suelen ser producto de la ovulación, por lo que en la mayoría de los casos no debe significar ningún tipo de problema. Al tratarse de una consecuencia natural del proceso femenino, este tipo de quiste suele desaparecer con el paso del tiempo, en un plazo máximo de 2 meses, y no se requiere ningún tratamiento en específico para hacerlos desaparecer.

Quistes malignos

Estos son los abultamientos que sí están relacionados con alguna enfermedad, a diferencia del tipo anterior. Suelen venir asociados al cáncer de ovario o al síndrome de ovario poliquístico y requieren de un tratamiento médico para desaparecer.

Tratamiento para los quistes de ovario

El tratamiento médico será necesario únicamente en caso de quistes malignos o de quistes naturales que no hayan desaparecido en un plazo de 5 meses aproximadamente. Cuando se trata de quistes pequeños, suelen extirparse sin problemas por parte del especialista y no significan ningún riesgo para la paciente. Por otro lado, si no puede extirparse, algunos tratamientos comunes son:

Tratamiento hormonal.

Este tipo de tratamiento es indicado en el caso del síndrome de ovario poliquístico, a través de ciertos medicamentos recetados por el médico especialista se evitará que se sigan formando quistes en estos ovarios que están ya predispuestos genéticamente a padecer de esta dolencia.

Cirugía en forma de ojo.

En el caso de la endometriosis, los especialistas deben optar por este tipo de cirugías para remover todo el tejido que ha crecido en la zona y que contiene los quistes malignos.

Copyright © Festival Memoria