sábado, 1 de diciembre de 2018

Quistes de ovario: causas, tratamientos y más


Si últimamente sientes cierta hinchazón en la zona baja de tu abdomen y notas que tu período viene con distintos tipos de hemorragia habiendo perdido su regularidad, entonces puede que estés ante un tipo de quiste de ovario y es fundamental que acudas a un especialista cuanto antes para que te diagnostique correctamente y te ponga bajo el tratamiento necesario.

Los quistes son “sacos” formados por material semi solido que se ubican en el ovario y provocan estas molestias y cambios en la regla que hablábamos anteriormente. Algunos son más graves que otros, y cada uno trae distintas consecuencias. En esta oportunidad, revisaremos en profundidad los tipos de quistes que nos podemos encontrar y los tratamientos que suelen indicarse a pacientes que sufren de esta dolencia.

Existen distintos tipos de quiste que pueden aparecer en el cuerpo de una mujer, y cada uno tiene distintos efectos sobre el organismo. Son dos los tipos de quiste de ovario más comunes.

Quistes funcionales

Este tipo de quiste no están ligados a ningún tipo de enfermedad y suelen ser producto de la ovulación, por lo que en la mayoría de los casos no debe significar ningún tipo de problema. Al tratarse de una consecuencia natural del proceso femenino, este tipo de quiste suele desaparecer con el paso del tiempo, en un plazo máximo de 2 meses, y no se requiere ningún tratamiento en específico para hacerlos desaparecer.

Quistes malignos

Estos son los abultamientos que sí están relacionados con alguna enfermedad, a diferencia del tipo anterior. Suelen venir asociados al cáncer de ovario o al síndrome de ovario poliquístico y requieren de un tratamiento médico para desaparecer.

Tratamiento para los quistes de ovario

El tratamiento médico será necesario únicamente en caso de quistes malignos o de quistes naturales que no hayan desaparecido en un plazo de 5 meses aproximadamente. Cuando se trata de quistes pequeños, suelen extirparse sin problemas por parte del especialista y no significan ningún riesgo para la paciente. Por otro lado, si no puede extirparse, algunos tratamientos comunes son:

Tratamiento hormonal.

Este tipo de tratamiento es indicado en el caso del síndrome de ovario poliquístico, a través de ciertos medicamentos recetados por el médico especialista se evitará que se sigan formando quistes en estos ovarios que están ya predispuestos genéticamente a padecer de esta dolencia.

Cirugía en forma de ojo.

En el caso de la endometriosis, los especialistas deben optar por este tipo de cirugías para remover todo el tejido que ha crecido en la zona y que contiene los quistes malignos.

Copyright © Festival Memoria