domingo, 13 de enero de 2019

La razón por la cual nunca debes usar zapatos en tu casa te cambiará la vida para siempre


Seguramente aun cuando estás en la comodidad de tu hogar, acostumbras mantenerte bien calzado ¿cierto? Hoy te daremos una razón bastante poderosa, para que dejes de calzarte dentro de casa.

En la Universidad de Arizona, se llevó a cabo un estudio, dónde se encontraron aproximadamente 421.000 bacterias diferentes en zapatos. Se detectó un 96% de coliforrnes en los zapatos. El coliforme es una especie de bacteria que se encuentra comúnmente en el suelo, en las aguas, sobre la superficie de las plantas y universalmente en las heces. Así como también fue hallada la bacteria Klebsiella pneumoniae, que causa infección del tracto urinario y Serratia ficaria capaz de causar infecciones respiratorias.

Durante el día y todos los días caminamos sobre una gran suciedad, las calles como sabemos son el hogar más grande de las bacterias, dónde conseguimos desde saliva, excremento de pájaros, excremento de perros y miles de gérmenes por doquier, sin contar la suciedad de los baños públicos que son la principal fuente de E. coli.

Bacterias al caminar descalzo


Los investigadores que llevaron a cabo este estudio, querían saber cómo se daba esta transferencia de bacterias desde los zapatos hasta los pisos de nuestros hogares. Esta transferencia de gérmenes y bacterias ha incrementado de un un noventa por ciento a un noventa y nueve por ciento.
El piso de un baño público contiene aproximadamente dos millones de bacterias, esto por pulgada cuadrada. Imagínense ustedes todas las bacterias que nos llevamos en los zapatos. Entre estas amenazas encontramos además dentro de nuestras casas las toxinas. Las toxinas que se encuentran en el césped pueden ser transferidas a nuestra casa de igual forma por los zapatos o el calzado.

Las personas que hacen vida cerca de las carreteras de asfalto selladas con alquitrán de carbón corren un riego mucho más alto de contraer cáncer debido a estas toxinas, que al igual a todos los casos que hemos venido planteando entran a nuestras casas usando como medio, los zapatos.
Sin embargo, y para nuestra tranquilidad, a pesar de los peligros que corremos con estas toxinas, es probable que debamos estar expuestos a ellas por innumerables veces a lo largo de la vida para poder enfermarnos.

Los investigadores que realizaron este estudio en la Universidad de Arizona comentan, que el lavar los zapatos en la lavadora y con suficiente detergente reduce la presencia de estas bacterias en un noventa por ciento o quizás más, aparte por supuesto de limpiar con frecuencia nuestros pisos y alfombras para mantener nuestro hogar lo más impecable posible, aunque recomiendan una mejor solución para evitar este problema y es el hecho de dejar siempre nuestros zapatos en la entrada de la casa, así que a mantenerse descalzos se ha dicho.

Copyright © Festival Memoria